“Re-ingeniería”, “Marketing”, “Satisfacción del Cliente”, etc. Millones de libros se vendieron, y conferencias de los grandes “gurús” se dictaron en todo el mundo. “Normas” DIN, ISO etc., se impusieron estableciendo “COMO DEBÍA SER” una empresa y sus productos o servicios, o lo que “TENÍA QUE HACER”. Si certifica es BUENA y CONFIABLE, si no, NO.

No quiero decir que esto fuese malo. Ha traído resultados positivos –aunque en muchos casos vimos fraude, porque el certificar era y sigue siendo, sinónimo de vender más–. Ahora, si observamos profundamente, casi todo el foco está en: “Los Resultados”, “El Éxito”. Y dentro de un paradigma: “LA RAZÓN”, “EL CUMPLIR”, “EL DEBER HACER” y “El DEBER SER”. Y… ¿Qué pasa del otro lado del mostrador?, ese espacio puede ser: colocar multas, atención al público o un call center recibiendo todo el día llamadas de personas que se quejan (servicios públicos o privados), quizá liderando a un grupo de personas que no están “bien capacitadas” o satisfechas, tratando de resolver situaciones, personas que no saben si pueden cumplir las expectativas puestas por otros.

Capacitar

La diferencia entre capacitar versus crear espacios de aprendizaje

En programas de capacitación, es común escuchar temas como: “Visión y Misión de la Empresa”, “Conducción por Objetivos”, “Liderazgo Efectivo”, con análisis de casos de empresas, o de grandes personajes que se muestran como ejemplo. Yo empleado, o Ud., o cualquier persona de su empresa, ¿Qué siente?, tal vez nos estemos haciendo preguntas, como: ¿Y yo qué?, ¿Para que me sirve esto a mí?, ¿Me gusta lo que hago?, ¿Se valora?, ¿Estoy trabajando donde quiero? (y como quiero), ¿Cuál es mi Visión de Futuro?, ¿Coincide con la de la Empresa?, ¿Y mi vida privada?, ¿Es satisfactoria la cotidianidad en mi trabajo?, ¿Y las relaciones entre las personas?, ¿Qué pasa en mi cuerpo cuando todo esto no me gusta?.

El aprendizaje

¿Qué relación tiene esto con mi propia satisfacción, motivación y el aprender?. Tiene que ver con lo que llamo “El Sentido del Ser Humano”. Generamos continuamente creencias y patrones porque nos dan respuestas a aquello que le tenemos miedo. Esto nos tranquiliza y ordena por un tiempo. Pero si esto no alcanza creamos –o descubrimos– algo nuevo y las cambiamos por otras y otras… y así indefinidamente. Por eso, tal vez, hoy uno de los grandes temas de la capacitación sea: “EL CAMBIO”. Pero éste es cada vez más vertiginoso, inesperado y contradictorio.

Modelos y creencias que nos sirvieron hasta hace poco –muchas de ellas comerciales– caen continua y abruptamente, dando espacio a otros que a veces nos cuesta comprender. Todo esto es totalmente opuesto a esa necesidad del Ser Humano relacionada a: “la certidumbre”.

Hoy, se han abierto nuevos espacios. Ha surgido la necesidad de revitalizar LAS FORMAS DE APRENDER y escuchar esas preguntas, sus modelos y posibilidades. También son importantes los avances en distintos campos científicos como la Antropología, la Biología del Conocimiento y Las Emociones, la Filosofía y la Ontología del Lenguaje, la Programación Neurolingüística, Investigaciones sobre las Inteligencias, etc. Desde estos espacios que confluyen, desde Consultora ALAS sostenemos hoy en día que: “El Ser Humano es una unidad biológica que se crea constantemente a Sí MISMO” (la autopoiesis de Maturana). Que el ser Humano es el resultado de sus Acciones y la Coordinación de acciones con otros. Nuestro propio Ser, está compuesto de sistemas todos conectados, y que podemos observar más claramente desde la Psico-Neuro-Endocrino-Inmunolología, el Ser Humano es una totalidad que debemos escuchar en los espacios de aprendizaje.

El Ser Humano en los espacios de aprendizaje

Si somos conscientes de esto, entonces podemos comprenderlo como un fenómeno biológico integral y no puramente racional –y así también en la Empresa–. Este nivel de consciencia en los espacios de aprendizaje sirve para observar y conocer la relevancia de las emociones y conversaciones, sostenidas por un cuerpo físico –persona, empresa u organización–, y de como éstos dominios o coherencias (Cuerpo, Emociones y Lenguaje) influyen en la Toma de Decisiones, en las Acciones y sus Resultados.

Por ello desde Consultora ALAS proponemos, en vez de diseñar espacios de medición y evaluación, desarrollar y diseñar Espacios de Aprendizaje Continuo donde se observe y legitime al “Ser Humano” como un todo. De esta manera, tal vez, podamos potenciar las competencia y habilidades personales, y en consecuencia a la Organización en el Logro de los Objetivos que se propongan, priorizando sobre todo la ¨Calidad de Vida¨, observando al protagonista fundamental: el Ser Humano.

Daniel ElfenbaumEscrito por:
Daniel Elfenbaum
Coach Ontológico y Director
Consultora ALAS

¿Capacitar al talento o crear espacios de aprendizaje?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.