Ir liviano por la vida nada tiene que ver con vivir una vida superficial o “light”. No es reírse a costa de los otros, ni tomarse en broma asuntos de importancia. Todo eso es una manera antigua de comprender que la vida se puede vivir comprometidamente y a la vez con placer.

Ir Liviano Por La Vida
Foto: Mateus Lunardi Dutra

Ir liviano por la vida se relaciona con elegir ver el lado luminoso de la misma, con conciencia observar que hay luces y sombras, eligiendo mirar y desarrollar la luz. Es decidir estar atento a no engancharse en discusiones innecesarias, es optar por el goce y el placer antes que el sufrimiento de más y la confrontación gratuita.

Es volar en vez de arrastrase, es cantar en vez de “chismosear“, es abrir los brazos y no fruncir el ceño, es ser artista en vez de boicoteador, es sentir lo diferente como enriquecedor en vez de cómo amenaza.

Como verás, se necesita de coraje e inteligencia para elegir la liviandad, los mediocres se la pasan preocupados por el afuera y se ocupan poco del adentro. Los adelantados saben que sin ocuparse del adentro, el afuera nunca cambiará.

La pregunta típica entonces es: ¿Cómo tomarme de manera liviana las cosas cuando mi vida y el contexto en el que me encuentro, están repleto de estímulos negativos y pesados?

Ir liviano por la vida de forma comprometida

Para ello, te voy a contar qué cosas hacen las personas que están tranquilas, contentas y a la vez conectadas con la realidad en un mundo cambiante y convulsionado:

  • Consumen lo justo y necesario de noticias, esto significa que no están pendientes permanentemente de los programas de tv, radio y diarios, viviendo el stress de cada mala noticia. Están al tanto de lo que sucede pero no son ni esclavos ni adictos a lo que sucede. Sus vidas son mucho más importantes y prioritarias que amargarse con cada novedad negativa.
  • Se van a dormir con estímulos suaves, por ejemplo una linda conversación, una película gratificante, música, etc. Nunca ven noticieros antes de ir a dormir porque están conscientes que todo es alimento (no solo lo que se come) y alimentarse de negatividad antes de dormir garantizará una mala noche.
  • Realizan alguna práctica meditativa con regularidad; esto implica estar en silencio, en contacto con la respiración y de esa manera logran bajar el ritmo cardíaco, la presión arterial, la respiración se hace más lenta y profunda y emocionalmente dejan de estar reactivos para estar activos y en calma.
  • Se dan espacio para gratificarse y consentirse en pequeños detalles: detenerse a comer algo rico sin apuro, un buen masaje, caminar por el parque, reírse porque sí…
  • Hacen algún tipo de actividad física, la que fuere (desde ir al gimnasio, correr, pasando por yoga, tai chi o cualquier arte marcial, etc.). Es la manera de soltar las tensiones y ayudar a que el cuerpo esté liviano.
  • Comparten con quienes aman: La vida cobra sentido y se hace más llevadera cuando la COMPARTIMOS. Desde tu pareja, un hijo, los padres y abuelos, un hermano, una amiga, un vecino. Lo importante es conectarse con el placer de compartir. Si nos recluimos y estamos mucho tiempo solos nos vamos perdiendo lo bello de la vida y nos predisponemos mas a estresarnos por cualquier cosa. La mirada de alguien externo, a quien queremos y nos quiere bien, muchas veces nos ayuda a salir del ombligo de nuestros problemas.
  • Viven en el presente y se ponen objetivos desafiantes y apasionantes a futuro, ya que son conscientes que la vida es para cumplir sueños. No viven mirando por el espejo retrovisor de la vida y lamentando lo que no hay, lo que no hice o lo que me hicieron. Por el contrario deciden crear el propio mundo que desean para sí mismos.
  • Finalmente, están siempre abiertos a aprender, crecer y cambiar, es decir son flexibles por naturaleza. Si hay algo que define a la pesadez de la vida es la rigidez y la incapacidad para soltar lo viejo y abrazar la incertidumbre de lo nuevo.

Una vez que leíste estos puntos, deseo que te sirva para evaluar cómo estás viviendo hoy tu vida. ¿Llevas una pesada mochila en tus espaldas o vas flotando entre nubes? ¿Quieres ser un artista de tu propio camino? ¿O quieres seguir reaccionando de la manera en que otros te condicionan? Recuerda que hace falta coraje para diseñar la forma de vivir que cada uno necesita; no dije que vaya a ser fácil, sino que lo va a valer. Depende de ti una vida conocida, rutinaria y agobiante o una valiosa, incierta y desafiante.

Ojalá que te animes a la segunda opción, y como decía… Mafalda: “Propongo que nos pongamos contentos sin preguntarnos por qué”.

Ignacio Trujillo

Escrito por:
Ignacio Trujillo
Coach Ontológico y Director de
Consultora ALAS

Ir liviano por la vida ¿Es posible?
Etiquetado en:            

Un pensamiento en “Ir liviano por la vida ¿Es posible?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.