El dinero ¿principal motivador del desempeño de los colaboradores?
Foto: Flickr User

La relación interpersonal, basada en calidez, respeto y confianza es clave para mejorar el desempeño de nuestra gente y ser mejores líderes.

Recuerdo en 2007 haber participado en un curso gerencial, de una importante compañía estadounidense en el área de informática y servicios, orientado a apoyar a aquellas personas que debíamos gerenciar personal, en el cual recalcaban la importancia de conocer el estilo de cada persona bajo nuestra supervisión para lograr su mejor desempeño y, por ende, el del equipo y el logro de los objetivos de la Organización. En una de las dinámicas del taller, orientadas a conocer el estilo personal de cada gerente participante, me asombró, me incomodó más bien, haber quedado solo en una categorización: Era el único en aquella categoría –INFP recuerdo claramente– entre 25 asistentes!. Una de las razones de mi diferencia, título de este artículo, era que el dinero no era mi principal motivador para el logro de mis objetivos personales y, como consecuencia, de los corporativos.

El dinero: ¿principal motivador del desempeño de los colaboradores?

Recientes encuestas indican que hay otros elementos, no basados en dinero, que son más fuertes: reconocimiento de la gerencia inmediata por resultados positivos obtenidos, conversaciones uno a uno y oportunidades de liderar equipos o proyectos (Fuente: McKinsey Quarterly). Esto deja entrever que los integrantes del equipo de trabajo necesitan atención, personalizada y, a la vez, confianza en sus capacidades y habilidades.

Yendo a nuestra situación local, y para ello empleo parte del material de un conversatorio al que asistí a finales de 2013, donde se mencionaron diez elementos que una comunidad de trabajadores de una empresa reconocía como necesarias, referidos en el párrafo anterior, para sentirse atendidos y dignos de confianza; tomo los que considero más importantes:

  • Cercanía: conocer necesidades personales, sociales y familiares de los colaboradores
  • Respeto: cortesía, buen trato, educación
  • Reconocimiento: valorar el trabajo bien hecho
  • Flexibilidad: Duro con las reglas, suave con las personas.
  • Delegación: por ende, confianza.
  • Retroalimentación positiva: recalcando lo bueno, sin ‘peros’, juicios o prejuicios.

A aquellos de nosotros que tenemos la fortuna y la responsabilidad de gerenciar personal, les invito a evaluar ¿cómo nos estamos relacionando con nuestros colaboradores?. ¿Estamos dando retroalimentación positiva, inclusive cuando no se han alcanzado las metas o no se han cumplido compromisos? ¿Conocemos a todos por sus nombres completos? O, más simple: ¿Saludamos adecuadamente el llegar o al irnos?. Si nos cruzamos con ellos en un ascensor ¿Somos capaces de entablar una conversación sobre su entorno familiar o personal?. Es más: ¿Cuánto de esto estamos usando en nuestras relaciones personales?.

Esto no significa ser blandos en el trato, dejar pasar errores u omisiones, o convertirnos en compinches de nuestros colaboradores, sino establecer una relación estrecha, basada en calidez, confianza y respeto, que potencie el uso de sus habilidades y de competencias, y en consecuencia alcanzar los objetivos organizacionales propuestos, lo cual se traducirá en sensación real de aporte efectivo y de logro de cada colaborador, de ser dignos merecedores de nuestra confianza como supervisores, de respeto integral.

Estos elementos juegan un papel fundamental en la sensación de valoración de los colaboradores que realice la gerencia, como representantes de la Organización a la cual pertenecen, en su adecuada consideración como individuos y de sus esfuerzos por crear, y concretar, patrones de crecimiento de sus carreras, lo cual también trae mejoras salariales asociadas, mejorando la calidad de vida de colaboradores y familiares.

Pareciera, entonces, que no sólo por el dinero baila el mono.

Escrito por:
Germán Álvarez Cádiz
Ingeniero Químico y Coach Ontológico
@galvarezcadiz

 

El dinero: ¿principal motivador del desempeño de los colaboradores?

4 thoughts on “El dinero: ¿principal motivador del desempeño de los colaboradores?

  • 25/01/2015 a las 16:48
    Enlace permanente

    Siempre me ha llamado la atención esta actividad de dar apoyo a los demás personas y actualmente me dedico a hacer acompañamiento pedagógico en diferentes instituciones educativas como parte del Programas de Educación impulsados por la Gobernación de Miranda.Creo que esta formación y su practica son fundamentales ,como están las cosas en este país.

    Responder
  • 09/02/2015 a las 11:08
    Enlace permanente

    Excelente artículo.. Me lleva a pensar en la necesidad de saneamiento que requieren las organizaciones públicas en Venezuela especialmente en las Universidades.. Hay tanta gente valiosa gerenciando pero sin conciencia del compromiso ético que implica tal responsabilidad.. He colocado su artículo en mi cartelera con fin de compartirlo con mis colegas. Soy docente universitario.

    Responder
    • 09/02/2015 a las 12:21
      Enlace permanente

      Gracias María de los Angeles!
      Que bueno que te gusto nuestro artículo.
      Sin duda hay muchos desafíos en la elevación de nuestra conciencia dentro de las organizaciones que integran nuestra sociedad.
      Que lindo que compartieras el artículo en tu cartelera. Si les anima, estaremos haciendo un Taller de Introducción al Coaching que puedes ver en este enlace, y en el que solemos reflexionar sobre nuestra responsabilidad al liderar equipos.

      Vuelve pronto!
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.