Abriendo nuevos ciclos

Comienza un nuevo año, y con él la necesidad de hacer un balance sobre lo que logramos en el año anterior, y sobre lo que nos quedó pendiente. Es necesario identificar dónde estamos parados, a fin de predisponernos para abrir nuevos ciclos, y una manera muy poderosa es hacerlo a través de dos fuerzas internas: la conciencia y la intención.

La conciencia es “darnos cuenta”, es poder observar cómo estamos hoy en nuestras vidas, es descubrir que todo lo que nos sucede alrededor es en mayor o menor medida un reflejo de quienes estamos siendo. Lo que esté ocurriendo en nuestro mundo exterior e interior siempre guardan estrecha relación, tanto si nos gusta como si nos disgusta. La conciencia es poder dar ese salto en la manera que tenemos de hacer las cosas, a fin de encontrar nuevas formas para obtener resultados diferentes.

La intención, en cambio es focalizar desde la mente y el corazón (ambos unidos, ya que uno de los dos solos no alcanza) hacia dónde me quiero dirigir, es más que un objetivo, ya que la intención incluye a los objetivos pero los trasciende, es incluir cómo me quiero sentir, de qué manera y con quiénes deseo estar al cumplir los objetivos. La intención es sembrar y luego esperar a que el tiempo de sus frutos, pero las intenciones se siembran todos los días, a través de pensamientos, emociones, imágenes y sensaciones. Y luego, continúo con mi vida confiando en que en el tiempo perfecto los deseos comenzarán a materializarse.

Conciencia para saber quién soy e intención para saber hacia dónde y cómo voy. Dos fuerzas internas que nos ayudarán a planificar un año con amor, pasión y alegría.

Ciclos con consciencia e intención

Y para que esto suceda, es importante también vaciar la mochila del año anterior. Vaciarla de las conversaciones internas que nos dañaron, de las relaciones que nos restaron, de las emociones donde caímos presos una y otra vez. Vaciar la mochila del año que se fue es predisponernos a comenzar nuevos ciclos más livianos, sin estar mirando por el espejo retrovisor de la vida, sintiéndonos frescos y listos para tomar el futuro como algo nuevo, y no como una repetición del pasado.

Entonces, si vaciaste tu mochila, si ampliaste tu conciencia y desplegaste tu intención, este nuevo año, te aseguro, no se parecerá a ningún otro que hayas vivido, porque hiciste los cambios esenciales para que la alquimia de la vida se ponga en funcionamiento. Y eso es mágico, porque es cuando “casualmente” comienzan a aparecer oportunidades donde antes no había, se acerca gente más afín a nuestra vida y se alejan quienes entorpecían el camino.

Te regalo algunas preguntas para iniciar hoy mismo la planificación de un nuevo ciclo en tu vida:

  • ¿Qué logro conseguí en este último año del que me sienta orgullosa/o?
  • ¿Cuáles son mis asignaturas pendientes, que quisiera lograr en este año que comienza?
  • ¿Qué necesito imperiosamente vaciar de mi mochila para comenzar un año de manera más liviana?
  • ¿A quiénes no les transmití lo importantes que son para mí?
  • ¿Qué nuevas emociones quiero desplegar este año para mi vida?
  • Por último, ¿Qué placeres no me he regalado, y que sería interesante hacerlo como un ritual de bienvenida al año nuevo?

Para finalizar, y teniendo en cuenta que para abrir nuevos ciclos es imprescindible estar abiertos al cambio, les regalo esta estrofa de la canción “Todo cambia”:

“Cambia lo superficial, cambia también lo profundo,
Cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo.
Cambia el clima con los años, cambio el pastor su rebaño,
Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño.

Cambia el mas fino brillante de mano en mano su brillo,
Cambia el nido el pajarillo, cambia el sentir un amante.
Cambia el rumbo el caminante aunque esto le cause daño,
Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño.

Cambia todo cambia, Cambia todo cambia.
Cambia todo cambia, Cambia todo cambia…”

IGNACIO TRUJILLOEscrito por:
Ignacio “Nacho” Trujillo
Director y Coach Ontológico
Consultora ALAS

Abriendo nuevos ciclos
Etiquetado en:                    

3 thoughts on “Abriendo nuevos ciclos

  • 03/01/2014 a las 21:07
    Enlace permanente

    Mi Amado Maestro… sólo te faltó decir…. mira gata loca, léete este mensajito que es justo el punto donde estás aqui y ahora. Gracias Maaestro, es la clave HOY de mi seguir adenlante. Un abrazo ontológico y que muy pronto te lo pueda dar personalmente, Besos a mi Amado Maestro Dany, Marisela

    Responder
  • 04/01/2015 a las 16:22
    Enlace permanente

    ¡Gracias mi querido Nacho, mi Ángel master Coach! Así es, excelente artículo que nos ayuda a comenzar este 2015 con nuestra maleta vacía para recibir todo lo bueno que el universo tiene para nosotros. Todo cambia, todo cambia, lo importante es seguir creciendo. Una de las lecciones que aprendí el año pasado es que al pasar por un proceso de transformación de conciencia tan poderoso como el Programa Practyco, comienzas a observar el mundo y lo que te rodea desde otro nivel y comienzas a empoderarte de tu vida, con unas ganas decididas de revolucionar todo a tu alrededor, desde tu mundo interno. Y como tu dices en tu escrito, no es un aprender y ya todo está resuelto, todo cambia, porque cada día con cada intención, con cada acción tomada, errada o no, aprendemos y nos transformamos. Volví a cometer errores, volví a sentir emociones en las que caí presa nuevamente, volví a reaccionar como no me gusta. y me siento agradecida porque ahora puedo identificar claramente mi comportamiento, mis pensamientos y mis emociones, entender que sigo aprendiendo y que estoy en un camino maravilloso de crecimiento interno gracias a ustedes mis maestros de vida. Me siento tan feliz de estar en este camino de crecimiento espiritual. y sigo caminando colocando mis sueños en intenciones concretas. Mi consciencia esta totalmente awarenes aquí y ahora, en este presente. Desde mi mirada una de las acciones que más me ayuda es meditar, aprendiendo a observar todo desde el amor y no de la carencia, desde la humildad y no desde el orgullo. Cuando actuamos desde esos dos estadios, todo lo que nos rodea comienza a fluir mucho más fácil , y como tu dices en tu artículo, ¨la alquimia de la vida¨o el universo se encargará de en su momento mostrarnos todo eso por lo que hemos soñado. Te quiero y te honro mi querido maestro.

    Responder
    • 05/01/2015 a las 17:51
      Enlace permanente

      Gracias querida Tatiana!
      Así es el camino de aprendizaje ocurre todos los días!!
      Te queremoooss!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.