Si. Esta frase se aplica a todo: dinero, trabajo, carrera y también en las relaciones… La principal razón por la que la mayoría de la gente elige lo seguro… es porque está asustada. Sin saber que ésta elección en el futuro atraerá insatisfacción y más miedo.

El Miedo y lo Seguro - Coaching
Foto: por iamdat

Aún cuando los ejemplos muestran que los que están mejor posicionados en la vida, no son precisamente aquellos que siguieron una “carrera rentable” o tienen un “empleo seguro”. Solo por nombrar algunos: Bill Gates, Steve Jobs, Fito Páez, Madonna, y en el pasado: Walt Disney, Jack Cousteau, Henry Ford. Más allá de los juicios que te puedan generar estos personajes y que estés de acuerdo o no con su forma de vida, el común denominador de todos ellos es que hicieron lo que quisieron… no lo que “debían”… no fueron guiados por “el miedo” ó por “lo seguro”.

¿Como sembramos y educamos el miedo, el terror, el odio?:

Según muchos historiadores hay un antes y un después del 11 de septiembre del 2001. Y a partir de allí se estableció un nuevo paradigma… “En el mundo la supervivencia está amenazada por el terrorismo”.

Pero es importante que podamos “darnos cuenta” que no es sólo la bestialidad del terror la que nos daña. Me refiero a nuestra profunda Crisis de Valores. A la honda desorientación que devora nuestras costumbres, a la crisis espiritual, que privan de discernimiento a un Ser Humano que, se agota en su quehacer cotidiano sin acceder al sentido trascendente de su propia vida, a una significación honda, decisiva y perdurable.

Y hay aliados cotidianos que parecen inofensivos, que aparentemente no van más allá que un entretenimiento, que una diversión. Estoy pensando en algunas películas de cine y televisión. En mi opinión, no solo No fomentan Valores de Convivencia sino que crean situaciones complejas con Emociones Violentas y de Mal-Estar. ¿Piensa por unos segundos en cuáles fueron o siguen siendo las películas más taquilleras? Y piensa en las escenas… ¿Cómo influyen a nuestros niños y jóvenes?

La mayoría se debate en un frenesí sin sustancia espiritual. La pobreza resultante de una educación empecinada en la formación de expertos fuera de un marco humanista capaz de brindar sentido ético al saber, nos priva la inscripción en un escenario trascendente y ni siquiera práctico. Faltan convicciones vitales y no sólo lógicas, para arraigar nuestra existencia en emociones más hondas, que las que proveen el “quehacer seguro” y “la distracción”.

Perdemos de vista qué significa la cultura como bien integrador y forjador de aptitudes propiciatorias de la convivencia, entendida como vocación, y no apenas como un deber convencional.

De manera que si ha de encararse la pregunta: ¿Cómo podremos evolucionar? Habrá que incluir entre nuestras políticas más urgentes la necesidad de llevar a cabo una profunda reflexión autocrítica acerca de lo que entendemos y realizamos bajo el nombre de educación. Aún en los países más avanzados y quizás, comenzando por ellos.

Es importante tomar consciencia de un horizonte de valores sin los cuales podremos durar pero difícilmente podamos con-vivir!!! Estos valores, que son precisos reconstruir y afianzar, sólo pueden ser obra de una nueva concepción educativa.

Es ella la que debe orientar el quehacer de nuestras escuelas y universidades. Es la que debe contribuir a arraigar y extender la comprensión y la práctica de la libertad, del espíritu y de la pasión solidaria sin los cuales una democracia deja de estar integrada por prójimos y pasa a estarlo por rivales competitivos. Es esta educación la que tiene el Poder de Influir y Motivar y es la que tendría que responsabilizarse en guiar a sus Individuos hacia Su Vocación para el Bien-Estar Colectivo.

DANIEL ELFENBAUMEscrito por:
Daniel Elfenbaum
Coach Ontológico y Director de Consultora ALAS

El miedo: principal razón por la que elegimos lo seguro
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.